lunes, 20 de marzo de 2017

Cómo está el transporte en La Habana

Cómo está el transporte en La Habana
FRANK CORREA | La Habana | 20 de Marzo de 2017 - 09:02 CET.

En los últimos días, los habaneros han notado una mayor cantidad de
ómnibus circulando, que alivian las paradas. El motivo del incremento
del parque automotor es la tensión generada por el reciente tarifazo a
los taxis particulares, que afectó el bolsillo de estos choferes, que se
cuentan por miles en la capital, manejan autos estadounidenses de los
años 50 y por varios días no quisieron salir. Se rumoraba que darían
"Cero Carros" un lunes, día pico, y así paralizarían la capital.

Esta medida, que ordenaba la reducción del precio del pasaje, también
afectaba a un porciento de habaneros que no cogen guaguas y llegaban
tarde a los trabajos. Las opiniones sobre el tarifazo estuvo divida
entre los que expresaban que era abusiva, y los que argumentaban que
era justa, pues evitaba el "trameo", que encarecía el precio del taxi en
un 50%, sobre todo a los de menos poder adquisitivo.

La huelga de taxis no se efectuó finalmente, por falta de un sindicato
que la organizara y de valentía de los choferes. Y porque el Gobierno
sacó guaguas de debajo de la manga y disparó el parque automotor. Los
taxistas particulares tuvieron que hacerse el harakiri y asimilar la
medida o se morían de hambre.

En cambio este alivio de guaguas ha encarecido el transporte urbano. De
los 40 centavos tradicionales que costaba el ómnibus se ha elevado a un
peso, instaurado por las nuevas guaguas chinas ensambladas en Cuba, que
ahora aparecen por todos lados. Y por grandes ómnibus articulados de
cinco pesos, también chinos, que cubren largas rutas por La Habana y
donde puedes ir sentado. Cinco pesos también valen el taxi bus de
particulares agrupados en cooperativas, que abundan en La Habana y
sufragan buenas sumas diarias al Estado.

Para sobrevivir a este embate, los taxistas particulares han tenido que
buscar inventivas. Ahora cuando regresan de La Habana a Playa no llegan
al Paradero de Playa, giran frente al hotel Comodoro situado en Tercera
y 84, y se evitan el pasaje de cinco pesos hasta el Paradero, que va en
contra del consumo de combustible y contra el dinero que recaudan en ese
tramo.

Pero quienes de verdad quedaron en desventaja en este río revuelto del
transporte, son los choferes estatales de los ómnibus urbanos, que
trabajan con un acuerdo con la Administración de cumplir una norma de
recaudo diaria que va a la Empresa y el excedente pasa a su bolsillo, un
arreglo donde el chofer está obligado a darle mantenimiento al ómnibus
y costear las roturas y la compra de piezas.

"Por eso exigimos que la gente pague", dice Emilio, chofer de un P4 que
cubre la ruta La Habana Vieja-San Agustín. "¿Tú sabes cuánta gente
monta y me dice: 'Mi hermano, estoy jodío'? Y yo sé que es verdad, no
les puedo decir que no. Más los descarados que montan por atrás… o los
que te echan chapitas y arandelas en la alcancía. Para sacar los 400
pesos diarios que debemos entregar a la Empresa, a veces cuesta.
Intentamos andar rápidos, evitar rompernos, aprovechar bien el
combustible que nos dan, para sacar ganancia".

Camilo, es chofer de un PC y pone reguetón a todo volumen en su ómnibus
"para que la gente se relaje". Dice que mucha gente no echa el peso en
la alcancía, se lo da en la mano, "por solidaridad… saben que el
chofer de guagua también es gente… los aceptamos gustosos, pero muchas
veces tenemos que echarlo después en la alcancía, para cumplir la norma
de recaudación que pide la Empresa".

"Todos los días no son Santa María", dice un chofer que pide anonimato
y cubre el trayecto La Víbora-Paradero de Playa. "Hay días buenos y
días malos. Y con este aluvión de guaguas de estos días se nos ha puesto
la jugada mala. Es cierto que no todos tienen los diez pesos para el
taxi… ni los cinco pesos del taxibus… o de los nuevos ómnibus
articulados… entonces tienen que pagar este, que es lo mínimo. Yo, como
algunos otros choferes, sellé la alcancía con scotch tape y hay que
ponerme el dinero en la mano. Si es menudo va a un lado, los pesos van a
otro. Luego sumo. Primero saco lo de la Empresa, que es primordial, y
el resto es mi salario. Mi lucha. Aunque sé que está perdida de antemano".

Source: Cómo está el transporte en La Habana | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1489449494_29618.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada