martes, 3 de enero de 2017

Breve marcha del 'pueblo combatiente'

Breve marcha del 'pueblo combatiente'
JORGE ENRIQUE RODRÍGUEZ | La Habana | 2 de Enero de 2017 - 23:24 CET.

Bajo consignas como "el pueblo habanero se engalana para la patriótica
jornada" y "todos somos Fidel", el Partido Comunista daba en la noche
del domingo sus últimas instrucciones para la revista militar que fue
reprogramada del pasado 2 de diciembre para este lunes en la Plaza de la
Revolución de La Habana.

Pero la asistencia del "pueblo combatiente", llamado no solo a
homenajear a las Fuerzas Armadas sino también a Fidel Castro, tuvo
"carácter oblivoluntario", la frase que utilizan los cubanos para
referirse a la presión que hace el Gobierno cuando quiere garantizar
respuesta masiva a sus convocatorias.

"De no ir hubiésemos tenido afectaciones en el 'componente educativo' y
por ende en nuestros escalafones", declararon estudiantes de
preuniversitario y tecnológico presentes en el acto político-militar.
Agregaron que una vez concluido el desfile se irían a la heladería Coppelia.

El "componente educativo" es una valoración que abarca el comportamiento
de los estudiantes y su actitud político-ideológica, y que puede influir
en su expediente académico.

La participación "oblivoluntaria" de los estudiantes, tanto de la
enseñanza media (FEEM) como de la universitaria (FEU), había sido
garantizada previamente a los medios de prensa oficiales por dirigentes
estudiantiles. Miembros del buró nacional de la Unión de Jóvenes
Comunistas (UJC) habían asegurado que "la decisión de dedicar la revista
militar a la juventud cubana" fue "otro acto de fe, otra muestra de
confianza (…) al que los jóvenes sabrán corresponder con una presencia
masiva y entusiasta".

Por otra parte, en reuniones organizadas por los Comités de Defensa de
la Revolución (CDR) delegados del Poder Popular informaron a los vecinos
sobre las "orientaciones" del Partido para el desfile.

Teniendo en cuenta que estos eran días festivos, "la dirección del
Partido insistió sobre la importancia de que la convocatoria para esta
marcha de reafirmación revolucionaria tenía que ser casa por casa,
cederista por cederista", indicó un residente en Arroyo Naranjo.

Otras advertencias estuvieron relacionadas con el consumo de bebidas
alcohólicas "antes y durante el desfile". Además, se recomendó llevar
vestimentas "alegóricas a los colores de nuestra bandera", y que,
"dentro de sus posibilidades, cada cederista asumiera el compromiso de
portar carteles con consignas como 'yo soy Fidel'".

"Esta marcha del pueblo combatiente no es para Cuba sino para el mundo",
dijeron los delegados.

¿Y los tanques y los aviones qué?

Sin embargo, el esfuerzo del régimen por movilizar a los ciudadanos a la
Plaza no habría tenido igual resultado en todos los municipios habaneros.

La transportación hacia la Plaza, establecida desde las 4:00 de la
madrugada para las localidades de la periferia habanera, fue en algunos
casos prácticamente innecesaria.

"Hice tres viajes con apenas 20 personas en cada uno", comentó un chofer
de Arroyo Naranjo.

Trabajadores del sector privado en las barriadas de La Timba y La
Dionisia, cercanas a la zona del desfile, dijeron que, "en comparación
con las de otros años, esta marcha fue más breve".

"Tuvimos buena venta de chucherías y refrescos, pero en verdad
esperábamos mucha más gente por el bombo y platillo con que anunciaron
esta marcha, que además duró cerca de hora y media", dijo un cuentapropista.

Entre el personal de aseguramiento y de logística, la televisión, los
elementos de la Policía y la Seguridad del Estado, los militares de alto
rango que compartieron la tribuna con el general Raúl Castro, las
personalidades que ocuparon los palcos y los trabajadores de comunales,
computaron buena parte de la asistencia.

Fue un desfile que poco tuvo de "revista militar", a excepción de las 21
salvas disparadas, los centenares de pioneros de la enseñanza primaria
que escoltaron la réplica del yate Granma, y los participantes que
evocaron a los mambises.

"¿Y los tanques, los cohetes y los aviones cuándo van a pasar?",
preguntó un niño de 10 años a sus padres. Una interrogante que fue
denominador común entre gran parte de los asistentes.

"Raúl sí que es inteligente", dijo a media voz un trabajador que
desfilaba con el bloque del Ministerio de Turismo. "¿Para qué iba a
gastar petróleo en remolcar artefactos oxidados que todos sabemos que no
funcionan?".

Lejos de haber sido un desfile de respaldo a las FAR o de adherencia al
concepto de revolución de Fidel Castro, esta jornada ideológica fue una
evidencia de que las tácticas de convocatoria del régimen flaquean.

Integrantes del bloque de la FEU, que cerró la marcha, apenas saludaron
la tribuna, dejaron los gritos de "Yo soy Fidel" para correr a hacerse
fotos con Javier Sotomayor y Yipsi Moreno.

Mientras, un grupo de trabajadores de comunales suspiraba aliviado: "Al
fin se terminó el asunto. Todo este reguero que ves lo recogemos en 30
minuticos, y pa'l carajo la 'marcha del pueblo combatiente', que el
chaqueteo y la vida real continúan".

Source: Breve marcha del 'pueblo combatiente' | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1483395865_27828.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada