viernes, 6 de enero de 2017

Aeropuerto de La Habana, nuevo récord de pasajeros y de corrupción

Aeropuerto de La Habana, nuevo récord de pasajeros y de corrupción
"No estamos preparados ni tenemos las condiciones para recibir tantos
vuelos diarios", comenta un empleado
Jueves, enero 5, 2017 | Orlando González

LA HABANA, Cuba.- "El 31 de agosto volamos a Londres desde el aeropuerto
de La Habana. Estuvimos allí cerca de dos horas hasta que abordamos el
vuelo. Cuando llegamos a Londres, no tardamos ni 20 minutos en pasar
Inmigración y salir con nuestro equipaje. Al llegar a casa nos
percatamos de que faltaban artículos en una de las maletas, la cual
estaba cerrada con un candado. Los artículos en cuestión fueron: Un par
de zapatillas negras deportivas Puma, talla 9; tres perfumes (usados);
siete cajas de cigarros Lucky Strike; maquillaje para los ojos (usado) y
un estuche con unas gafas de sol".

Comentarios como este, de Yisell Jiménez, se pueden encontrar en las
propias páginas informativas del aeropuerto internacional José Martí.

Durante el año que finalizó, entraron en vigor los permisos de
aterrizaje en la terminal habanera para los vuelos regulares de ocho
aerolíneas de Estados Unidos. Las compañías estadounidenses JetBlue,
Delta, American, United, Southwest, Alaska, Spirit y Frontier tienen
autorizadas 110 rutas a 10 ciudades cubanas.

Un extrabajador del aeropuerto que no quiso revelar su identidad por
razones de seguridad narró a CubaNet algunos de los métodos usados por
los operarios de equipaje.

"Los que manipulábamos las maletas y cargábamos las bodegas siempre
teníamos que tocar (sobornar) a los 'ESPA', que son a los que les pagan
un salario por vigilarnos. La primera regla fundamental era nunca abrir
una maleta de un vuelo de llegada. Nosotros los más viejos siempre lo
hacíamos con vuelos de salida; preferiblemente con vuelos europeos que
son los más largos. Siempre lo primero que se busca son joyas, dinero en
efectivo, teléfonos celulares de gama alta, cosas pequeñas pero que son
de mucho valor.

"El incremento de los vuelos procedentes de Estados Unidos va a traer
consigo un gran aumento de cosas perdidas en los equipajes, eso te lo
puedo asegurar", añadió la fuente. "La gente de la aduana se busca lo
suyo —muchas veces con chantajes—, los que trabajan en el salón VIP
también tienen sus métodos y así viven los trabajadores del aeropuerto:
de cosas ilegales y robo porque el salario no da para nada".

Algunos pasajeros usan la corrupción y los sobornos a los aduaneros para
evadir los altos impuestos en concepto de importación de efectos
electrodomésticos impuestos por las leyes cubanas.

"Al llegar a Cuba y pasar por la Aduana detectaron que traía en mi
equipaje varios equipos que no había declarado en mi tarjeta: una
reproductora de automóvil, una máquina de pelar y una cámara de video.
Tenía que pagar un total de 240 dólares por importar dichos artículos.
El aduanero me miró y con pocos gestos y señas entendí perfectamente. Le
pase muy disimuladamente 30 dólares cuidándome de las cámaras de
vigilancia y no tuve que pagar nada más", comentó a CubaNet una
cubano-americana que prefirió el anonimato.

Según la Agencia Cubana de Noticias (ACN). Más de 1 200 millones de
dólares provenientes del sector turístico ingresaron Cuba en el primer
semestre de 2016, lo que representa un aumento del 15 % con respecto al
año anterior.

"No sé qué se hace con todo ese dinero que ingresa al país en concepto
de turismo. Las terminales 2 y 3 del aeropuerto dan vergüenza. Solamente
existe una carretilla (refiriéndose a el tractor que carga el equipe)
para todo el aeropuerto. La pista está malísima y no la arreglan. El
aeropuerto y sus trabajadores no estamos preparados ni tenemos las
condiciones para recibir tantos vuelos diarios", comentó Alex Henríquez.
Trabajador de carga en la Terminal 3.

Source: Aeropuerto de La Habana, nuevo récord de pasajeros y de
corrupción | Cubanet -
https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/aeropuerto-de-la-habana-un-record-de-pasajeros-y-de-corrupcion/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada