viernes, 30 de diciembre de 2016

Lo que más buscan muchos habaneros en el primer fin de año sin Fidel Castro es alcohol

Lo que más buscan muchos habaneros en el primer fin de año sin Fidel
Castro es alcohol
JORGE ENRIQUE RODRÍGUEZ | La Habana | 30 de Diciembre de 2016 - 00:39 CET.

Por primera vez en casi seis décadas los cubanos celebrarán la llegada
de un nuevo año sin la "presencia física" de Fidel Castro. Pero la
alegría o la tristeza sobre ese hecho no importan, sino la forma en que
el Gobierno permitirá celebrar, dijo el habanero Norberto Arcia.

"Todo indica que las restricciones para celebrar son el único regalo que
el Partido Comunista hará a los de a pie. Me temo que el luto, en lugar
del 'optimismo' que pide el Gobierno por el aniversario 58 de la
Revolución, será la marca por siempre para este país", añadió Arcia.

Hasta el momento, ninguna institución subordinada al Ministerio de
Cultura ha convocado en su programación conciertos de música popular, o
eventos culturales que impliquen la aglomeración de ciudadanos.

Funcionarios de Casas de Cultura y Talleres de Trasformación Integral en
varios territorios habaneros indicaron que la orientación del PCC para
los festejos de fin de año y año nuevo es mantener en programación "solo
aquellas peñas acordes al momento" o "modificar el contenido cultural"
de las planeadas.

"Es decir, los espacios culturales a los que no acude nunca la comunidad
o solo el sector de la tercera edad", dijo un funcionario. "Muchos
directores en la mayoría de los municipios decidimos no realizar ninguna
actividad y así lo hicimos saber en las reuniones con la dirección
provincial".

A muy pocos ciudadanos sorprenden los anuncios que la prensa estatal ha
publicitado respecto a "la moderación" que debe primar en estos festejos
que, como advirtió el Gobierno, "no serán tan idénticos a otros años".

"Idéntico sí que será, ¿o acaso alguien ve algún cambio en comparación
con 20 años atrás?", respondió Agustín Saavedra, administrador de una
cafetería estatal.

"A excepción de haberse muerto Fidel, el cuartico sigue igualito: la
gente chaqueteando un indignante pedazo de puerco y acaparando todo el
ron que le permita el bolsillo; los pillos cazando a los bobos, tres
policías por persona en la calle y una programación televisiva con fecha
de vencimiento. No hay nada nuevo, será más de lo mismo, solo que esta
vez te lo anunciaron en el periódico con la imagen de Fidel Castro de
fondo".

Arletti González, dueña de un restaurante privado, dijo no entender
"esta alarma" ante el dictado del Partido que se publicó bajo el titular
"Orgullosos de ser cubanos".

"A veces el cubano me aburre de tanto hacerse el ciego. ¿De cuáles
restricciones se habla, de que no habrá conciertos o actividades de
mucho público? Mejor, así hay menos bronca. Lo que sí varió es que la
gente está acaparando más bebidas alcohólicas por temor a que se repita
la sequía de los nueve días de luto… ni siquiera andan preocupados por
si el Estado bajará los precios de la carne de puerco o si alcanzará
para todos. No te puedo asegurar si es 'por indicación de arriba' o
porque realmente no hay suficiente, pero en las TRD la venta de bebidas
alcohólicas a los cuentapropistas está limitada", afirmó González.

Consultados al respecto, empleados de las TRD dijeron que "oficialmente"
no les han puesto "un límite de ventas", pero sí los han "advertido
sobre los acaparadores", sean cuentapropistas o no.

También han recibido "avisos" establecimientos que venden bebidas
alcohólicas en moneda nacional, sobre todo cerveza fabricada en Cuba.
Aunque teniendo en cuenta el ritmo de compras todo indica que incluso la
importada, más cara, se acabará también.

¿Tributo o temor?

Delegado de una circunscripción en Arroyo Naranjo, Juan se quejó de las
restricciones que por indicación del Partido se anuncian tanto en los
medios estatales como en las reuniones del Poder Popular.

"Es contradictorio que celebrar un aniversario más de la Revolución y
homenajear a su líder se haga en un ambiente de prohibiciones. Eso no es
un tributo sino un símbolo de temor. Si de verdad el pueblo se
comprometió a llevar adelante su obra y pensamiento, si de verdad pidió
que nada llevara su nombre, entonces por qué este temor a que la gente
baile, coma y beba como cada fin año. ¿Hay o no confianza en el
pueblo?", preguntó el delegado.

En varios centros nocturnos visitados, los administradores aseguraron
que no tienen "ninguna seña de cerrar para fin de año, pero es muy
probable que no se realicen presentaciones de agrupaciones en vivo sino
que se ponga música grabada".

Indicaron además que el abastecimiento de bebidas alcohólicas "es
insuficiente".

"Pero ya nos informaron que no va a variar. La clientela se queja porque
a las 10:00 de la noche no queda cerveza ni cocteles y nuestros clubes
tienen una programación hasta la madrugada. Ningún administrador se va a
arriesgar a vender de contrabando porque por estos días el horno no está
para galleticas", dijo un empleado.

Por otra parte, fuentes policiales confirmaron que fuerzas operativas
del Ministerio del Interior permanecen acuarteladas a tiempo completo
"desde el pasado lunes y hasta el 3 de enero" con la orden de "despejar
a la ciudadanía de las zonas céntricas de La Habana y garantizar la
marcha militar de la Plaza de la Revolución", el 2 de enero.

Añadieron que este año "la cosa será más fácil porque no habrá
conciertos masivos y la venta de bebidas alcohólicas estará restringida
en los establecimientos que permanecerán abiertos al público hasta bien
entrada la noche".

Source: Lo que más buscan muchos habaneros en el primer fin de año sin
Fidel Castro es alcohol | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1483054408_27763.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada