sábado, 24 de diciembre de 2016

El año que Cuba dijo adiós a Fidel Castro

El año que Cuba dijo adiós a Fidel Castro
24 de diciembre de 2016 - 14:12

Después de haber sobrevivido a más de 600 intentos de asesinato, según
datos de las autoridades cubanas, y haber sido capaz de enfrentarse a
diez presidentes de Estados Unidos, Fidel Castro fallecía con 90 años

LA HABANA.- Durante décadas, la figura de Fidel Castro generó
controversias con reacciones de amor y de odio en igual medida, pero sin
que nunca pudiese ser ignorada.

En la medianoche del viernes 25 de noviembre la televisión cubana
interrumpió la programación habitual y el actual dictador, Raúl Castro,
dio la noticia del fallecimiento de su hermano Fidel visiblemente
emocionado.

Después de haber sobrevivido a más de 600 presuntos intentos de
asesinato, según datos de las autoridades cubanas, y haber sido capaz de
enfrentarse a diez presidentes de Estados Unidos, Fidel Castro fallecía
con 90 años.

Hijo de un rico hacendado de origen español, Fidel Castro nació en 1926
en la aldea de Birán, en el este de Cuba. Testigo de la pobreza rural,
en su tierra natal se empezó a forjar su espíritu rebelde al ver las
condiciones laborales de los inmigrantes antillanos que cortaban la caña
de azúcar.

Tras su paso por la Universidad de La Habana, vendría su lucha contra la
dictadura de Fulgencio Batista, primero con el fracaso del asalto al
cuartel Moncada en 1953 y luego con la victoria en 1959 tras la lucha
guerrillera en la Sierra Maestra.

Al frente de Cuba derrotó en 1961 la invasión en Bahía de Cochinos de
exiliados apoyados por Estados Unidos, en 1962 estuvo al borde de
provocar una guerra nuclear tras instalar misiles soviéticos en la isla,
y durante décadas apoyó guerrillas en América Latina e intervino en las
guerras de Etiopía y Angola.

La política exterior cubana se convirtió en una prioridad gubernamental
y la biografía política de Fidel Castro estuvo siempre marcada por el
enfrentamiento con Estados Unidos. El mito de una isla pequeña contra la
mayor potencia mundial revivió en la izquierda internacional el mito de
David contra Goliat.

"Fidel puso a Cuba en el mapa, sin él y la Revolución habríamos sido una
islita más entre otras islitas", señaló a la televisión estatal Gerardo
Hernández, uno de los agentes cubanos que estuvo preso en Estados Unidos
y fue liberado el 17 de diciembre de 2014, tras los históricos anuncios
del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

En la década de 1990 Fidel Castro fue capaz de sobrevivir políticamente
a la caída de su gran aliado, la Unión Soviética, aunque el impacto que
generó la crisis económica del denominado "Período Especial" todavía se
resiente en la isla.

Pero una vez más fue capaz de reinventarse y la llegada de movimientos
progresistas a la región le proporcionaron un balón de oxígeno en medio
del embargo estadounidense y la "Posición Común" impulsada por la Unión
Europea (UE) que condicionaba las relaciones a avances en derechos
humanos en la isla.

En 2006, Fidel Castro fue sometido a dos operaciones intestinales y
cedió el poder a su hermano Raúl Castro, dando comienzo así a una
paulatina transición dentro del propio sistema socialista.

Las apariciones públicas de Fidel Castro se fueron espaciando en el
tiempo y mantuvo un perfil alejado de la primera línea política, que se
reducía a recibir personalidades internacionales en su residencia
privada y escribir artículos de opinión conocidos como "Reflexiones" y
que eran publicadas en la prensa estatal.

Después de dejar el poder, durante años los rumores sobre su estado de
salud marcaron siempre las noticias sobre Fidel Castro. La posible
noticia de su muerte era vista por sus detractores como el símbolo de la
caída del socialismo y sus seguidores se preguntaban cómo sería lo
desconocido.

La noche del 25 de noviembre la noticia del fallecimiento impactó a la
mayoría de los cubanos conscientes de que con la desaparición de su
líder histórico, Cuba ya no podrá seguir siendo la misma.

El gobierno cubano declaró nueve días de luto nacional y la urna de
madera de cedro con las cenizas de Castro recorrió el país durante
cuatro días, a lo largo de más de mil kilómetros visitando pueblos y
comunidades, donde la gente salió a despedirse con banderas y pañuelos.

El recorrido por la isla revivió a la inversa la ruta de la "Caravana de
la Libertad" que el propio Fidel Castro realizó en 1959 tras la victoria
sobre el dictador Fulgencio Batista.

Ahora, una gran roca gris claro de unos dos metros de altura que tiene
en la zona frontal una placa metálica gris-turquesa con la palabra
"Fidel" escrita en letras doradas resguarda los restos del ex presidente
cubano en el cementerio de Santa Ifigenia de Santiago de Cuba, muy cerca
de la tumba del héroe independentista José Martí.

"La etapa del momento carismático fidelista pasó", dijo a dpa Arturo
López-Levy, académico de la Universidad de Texas de origen cubano.

Tras el adiós de Cuba a Fidel Castro, nace ahora el mito sin estatuas.
Antes de fallecer, Fidel Castro pidió que "su nombre y su figura nunca
fueran utilizados para denominar instituciones, plazas, parques,
avenidas, calles u otros sitios públicos ni erigir en su memoria
monumentos, bustos, estatuas y otras formas similares de tributo".

López-Levy señaló que la "sustentabilidad del sistema político cubano
dependerá menos de las gestas heroicas que de la capacidad de generar
consensos políticos viables, desempeños económicos efectivos y preservar
la tranquilidad social, con zonas de legitimidad menos sublimes pero más
tangibles".

FUENTE: dpa

Source: El año que Cuba dijo adiós a Fidel Castro | Cuba -
http://www.diariolasamericas.com/america-latina/el-ano-que-cuba-dijo-adios-fidel-castro-n4110835

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada